+34 93 487 58 63 info@gadgetscuina.com Preguntas frecuentes Contactar Idiomas: ESP | CAT
Soufflé de puerros y calabacín relleno de nueces

Con el frío del invierno apatece comer caliente y, con las navidades todavía próximas, una receta ligera y de verduras como el soufflé de puerros y calabacín resulta perfecta.

 

En el taller de soufflés dulces y salados con nuestro maestro pastelero Juan Oliva hemos aprendido esta fácil receta salada de origen francés que resulta muy vistosa y original como entrante o postre en su versión dulce. 

 

Ingredientes
  • 60 g de mantequila sin sal
  • 250 g de leche
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta
  • 4 huevos solo las yemas
  • 3 claras de huevos
  • 150 g de calabacin ya cocido
  • 100 g de puerros ya cocido
  • 45 g de harina
Preparación

  1. En un cazo llevar a ebullición la leche, la sal y la pimienta.
  2. En otro cazo calentar la mantequilla y añadir la harina hasta cocer ligeramente, entonces retirar del fuego y verter la leche lentamente. 
  3. Volver la mezcla a fuego lento y remover hasta que espese, igual que una bechamel.
  4. Sin dejar de remover, añadir las yemas e incorporar los puerros y la cebolla previamente cortados en dados pequeños, sofritos y enfriados en la nevera.
  5. Con la ayuda de un batidora de varillas manual o eléctrica o la Kitchen Aid montar las claras de huevo hasta el punto de nieve. Como en esta receta no se usa azúcar, el punto de nieve resultante parecerá menos consistente de lo habitual.
  6. Añadir poco a poco las claras montadas a la mezcla hasta que todo quede bien ligado.
  7. Usar una manga pastelera para rellenar con la mezcla 3/4 de cada molde, previamente engrasado con mantequilla y harina. A la mitad del molde, usar nueces como relleno para dar más consistencia al soufflé, seguir llenando con la manga sin llegar a los topes ya que en el horno se podría desparramar al crecer.
  8. Con el horno precalentado, cocemos los soufflés durante 14 minutos a 190ºC. Cabe destacar que para la receta de soufflés es conveniente elegir moldes altos y de cerámica tipo ramekin, minicottes o las tazas arrugadas de Revol para dar un toque original en la mesa.
  9. Al final de la cocción el soufflé habrá crecido visiblemente y tendrá una textura suave y esponjosa en su interior. Es necesario servirlo inmeditamente, ya que en pocos minutos el soufflé pierde su altura característica.  

Comentarios
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información