+34 93 487 58 63 info@gadgetscuina.com Preguntas frecuentes Contactar Idiomas: ESP | CAT
Conserva de melocotón en almíbar

Receta correspondiente al taller de conservas con tarros Weck de setiembre de 2014. Recomendamos lectura de nuestro post relacionado "Elaboración de conservas caseras con tarros Weck".

Ingredientes
  • Melocotón de temporada
  • Almíbar al 50% (500 g de azúcar por 1 litro de agua). Este almíbar se puede variar de concentración de azúcar al alza hasta el 100% si se desea, con lo cual se consigue una mayor conservación pero una mayor dulzor y pérdida de sabor original de melocotón.
Preparación
  1. Cortar el melocotón por la mitad y sacar el hueso. Este es un pequeño truco para proceder con este tipo de fruta tan acuosa: Siempre es mejor sacar el hueso antes de pelar para perder el mínimo jugo posible.
  2. Pelar las 2 mitades con pelador para pieles finas.
  3. Cortar a cuartos.
  4. Paralemamente preparar el almíbar en cazo aparte y llevarlo a ebullición.
  5. Disponer el melocotón cortado a cuartos en el tarro Weck y verter el almíbar en caliente hasta casi cubrir. Dejar entre 1 cm de aire libre.
  6. Cerrar el tarro Weck con su tapa de cristal y anilla de goma. Poner las 2 grapas de cierre debidamente enfrentadas la una con la otra.
  7. Sumergir en baño maría de agua ya caliente (para seguir la máxima de igualar de inicio la temperatura del interior del tarro a la del agua del baño), hasta cubrir totalmente.
  8. Cocer suavemente 20 minutos a partir del hervor (100ºC)
  9. Sacar el tarro Weck del baño maría y dejar enfriar suavemente con las grapas de acero todavía puestas.
  10. Una vez frío el tarro retirar las grapas y hacer el test de intentar levantar suavemente la tapa y comprobar que ha quedado perfectametne sellada. Comprobar también que la lengueta de la anillad de goma mira hacia abajo. Repetir el test los próximos días.
  11. Guardar en lugar seco, a temperatura ambiente a resguardo de la luz solar directa.
  12. Consumir en 6 meses, máximo 1 año si hemos hecho almíbar al 100% (la caducidad es realmente mayor, pero aplicamos el Principio de Prudencia en aras a una mayor seguridad alimentaria).
Comentarios
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información