+34 93 487 58 63 info@gadgetscuina.com Preguntas frecuentes Contactar Idiomas: ESP | CAT
Decorar galletas con glasa

¿Has hecho galletas y quieres personalizarlas? A continuación describimos paso a paso todo lo que necesitas (gadgets incluidos!) para decorar galletas con glasa fácilmente en casa.

Elaboración de la glasa. Kitchen aid con pala (o robot de cocina similar) o bien batidor de varillas (si no tenemos robot y vamos a hacerla a mano) y espátula lengua de silicona.
Batimos 15 g de albúmina con 500 g de azúcar glace unos 3 minutos para integrarlos bien en la Kitchen Aid o a mano con el batidor de varillas y un bol de cocina.

Añadimos después 80 ml de agua y batimos a velocidad baja 5-10 minutos. Comprobar que no queda albúmina pegada en el fondo del bol. Si así fuera, rascar con una espátula lengua de silicona lo que haya quedado en el fondo y batir 5 minutos más hasta conseguir una glasa densa y brillante, con una consistencia parecida a la pasta de dientes.
A mano, montar hasta conseguir la misma consistencia.

Al hacer la glasa con albúmina y no con clara fresca de huevo, ganamos tiempo de caducidad y estandarizamos el resultado.

Separar la glasa por colores. Boles de cocina, espátula lengua de silicona y colorante en gel.

Dividimos la glasa en tantos boles como colores queramos obtener, en proporción a lo que los vayamos a usar. Teñiremos cada bol de glasa con colorante en gel o pasta, mezclando con espátula lengua de silicona hasta obtener el color deseado y uniforme.

Dividir glasa densa y líquida. Manga pastelera con adaptador y boquilla fina (nº2 o 3) y biberones.
Necesitamos dos tipos de glasa:

  • Una glasa densa, para delinear los contornos y hacer los detalles. Esta glasa evitará que la glasa líquida se desborde.
  • Una glasa líquida, para rellenar los contornos.

Llenaremos mangas pasteleras con boquilla del número 2 o 3 (en función de nuestra habilidad, con boquilla del 2 es un poco más laborioso pero podemos hacer dibujos más precisos) con cada color de esta glasa densa con una espátula lengua de silicona. Llenaremos aproximadamente con un tercio de la glasa.

A lo que nos queda en el bol, le añadimos un poco de agua y lo homogenizamos con una espátula lengua de silicona para conseguir la glasa líquida.

TRUCO: Con un tenedor rallamos la glasa y el dibujo debe desaparecer en 5 segundos.

Esta glasa líquida la dispondremos en biberones para su mejor dosificación.

Decoración de las galletas. Glasa densa en manga con boquilla fina, glasa líquida en biberón, rejilla enfriadora de pastelesdecoraciones en azúcar y sprinkles.
Empezamos a decorar por los contornos, con la glasa densa. Si nos equivocamos, tenemos cierto margen para rectificar levantando la glasa con cuidado con la ayuda de un palillo.

Una vez asegurado el contorno, rellenaremos los espacios con glasa líquida. Como el biberón tiene una boquilla más amplia, podemos ayudarnos con un palillo para llegar a los pequeños rincones y así no nos saldremos del contorno ni usaremos más glasa de la necesaria.

Mientras la glasa sigue húmeda, podemos aprovechar para decorar con sprinkles, decoraciones en azúcar o añadir otros colores de glasa líquida para que se unan al secarse.
Recomendamos decorar sobre una rejilla cuando hagamos muchas galletas, para no tocarlas mientras están húmedas y así no estropear el dibujo.

Secado y conservación.
Dejaremos secar las galletas unas horas antes de transportarlas o manipularlas, para que no se estropeen los dibujos.

Es hora de ponerlo en práctica y desatar la creatividad...

Gadgets relacionats
Relacionats
Comentarios
Facebook
Instagram
Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información